buceo nocturno

Buceo Nocturno - ¿Cómo Evitar Riesgos?

El Buceo nocturno se distingue por practicarse a horas en las que hay poca o no hay luz solar, es decir antes del amanecer y luego del atardecer, lo que permite estudiar la interesante vida nocturna de la flora y fauna marina.

Esto abre las puertas a un mundo nuevo y maravilloso, llenos de criaturas únicas que solo pueden ser vistas de noche, colores impactantes gracias a la luminiscencia de algunas especies y formas y tamaños de todo tipo. Sin embargo, tal mundo de maravillas no está exento de peligros y riesgos por descubrir, comenzando por el hecho de que el humano es un ser mayormente diurno y nuestras pupilas no están bien adaptadas a la ausencia de luz.

Cabe destacar que este factor, aunado al hecho de que nuestros cuerpos están desarrollados para soportar las condiciones terrestres y no marinas, representa el principal desafío al momento de realizar esta actividad. Por estás y más razones te invitamos a que sigas leyendo y así descubrirás todo lo que necesitas saber para que puedas practicar buceo nocturno de una forma segura y sin complicaciones.

¿Qué debes considerar antes de Bucear de Noche?

Antes de practicar el buceo de noche es recomendable seguir las siguientes indicaciones de seguridad:

  • Para este tipo de actividad se requiere un nivel técnico de buceo avanzado. Sin embargo, en caso de no tenerlo, preferiblemente, debe realizarse junto alguien que sí lo tenga.
  • Si eres nuevo en este tipo de buceo, es mejor que comiences las inmersiones en esas horas del día en las que todavía queda algo de luz. Así podrás ir adaptándote progresivamente.
  • El equipo deber ser el apropiado, debes asegurarte que el traje de buceo que utilices sea de la talla exacta y que esté adecuado a tu complexión, peso y capacidades físicas. En este post te contamos cómo elegir correctamente tu traje de buceo.
  • No olvides nunca tu linterna ni tu luz de respaldo. Recuerda que será tu guía durante todas tus inmersiones nocturnas.
  • La falta de luz presenta, sin dudar, una serie de riesgos adicionales, por lo que estas inmersiones deben realizarse necesariamente en zonas conocidas por los buceadores y a no más de 20 metros de profundidad.
  • Te aconsejamos crear un sistema de parejas y no alejarse del grupo para así evitar el riego de desorientarse y/ perderse.
  • Los grupos no deben ser muy numerosos, esto para mantener mayor control y coordinación y evitar que algún miembro pueda perderse de vista.
  • Es de vital importancia verificar las condiciones climáticas y las marítimas para evitar  dificultades durante la inmersión y en la emersión.
  • Todos los buzos del grupo deben respetar el plan de buceo y además la zona debe estar resguardada de barcos y botes por medio de la utilización de boyas especiales en la superficie que delimiten el perímetro.
  • No se recomienda que las inmersiones duren más de 30 minutos para evitar complicaciones con las linternas. Ten en cuenta que, si tu fuente de luz se paga, se habrá terminado tu inmersión y podrías estar en una situación de riesgo.
  • La embarcación de apoyo o el equipo en tierra deben conocer perfectamente el plan de buceo y estar atentos a cualquier señal de alarma para dar aviso. De esta manera, se garantiza la seguridad el grupo que está inmerso.
bucear de noche

Tips para Bucear de forma Segura y sin Riesgos

Saber cómo bucear de forma segura es vital, ya sea que te sumerjas de día o durante la noche. Por esa razón, te dejaremos algunas indicaciones de nuestros instructores de buceo para que realices tus inmersiones con confianza:

  • Acude a un Centro de Buceo Certificado: Esto no solo te permitirá ir acompañado/a de profesionales en el área, sino que también podrás formarte con diferentes cursos de buceo y especializarte. Aprende todo cuanto puedas antes sumergirte.
  • Lleva todo tu equipo bien sujeto: Asegúrate de ajustar fuertemente tu linterna o foco principal durante toda la inmersión, preferiblemente átala de tu antebrazo o muñeca para evitar perderla.
  • Tres es mejor que una: Siempre lleva contigo una linterna de apoyo o de reserva, además de una luz química, o tubo luminoso, en caso de que la primera o segunda fallen por cualquier razón
  • La brújula debe ser tu fiel compañera: Sin importar qué tan experimentado seas, siempre debes llevar contigo una brújula de buceo para que te mantengas bien orientado.
  • Sigue la línea: Al momento de la inmersión sigue la cuerda de guía, te será de gran ayuda durante el descenso y te mantendrá junto al grupo desde el comienzo.
  • Señales de buceo: Presta mucha atención y aprende muy bien el significado de las distintas señales de mano en el buceo, movimientos y patrones lumínicos para que puedas comunicarte de buena manera con tus guías o compañeros cuando estén sumergidos.
  • Mantén siempre la calma: Evita entrar en pánico o ponerte ansioso, mantente relajado y sereno durante toda la práctica. Esto te ayudará a manejar mejor tu respiración y desempeñarte más fácilmente.
  • La unión siempre hace la fuerza: Por ninguna razón te separes del grupo, y mucho menos de tu pareja, pues así evitarás el riesgo de perderte.
  • Hágase la luz: Mantén tu linterna encendida todo el tiempo, solo puedes apagarla si el líder del grupo así te lo indica pues se ha percatado del cierto peligro o situación que pueda representar algún riesgo.
  • No eres pirata: Evita acercarte a restos de naufragios o bucear en cuevas, podrías correr un gran riesgo de quedar atrapado o de toparte con una especie hostil si lo haces.
  • «OK y Algo no anda bien»: Generalmente mover la linterna en forma circular significa que todo está “OK”, mientras que moverla de arriba abajo en vertical es que “algo no anda bien”. Sin embargo, debes consultar con tu guía antes de iniciar pues en algunos lugares puede variar.
  • Sé paciente: Los más experimentados recomiendan esperar 2 horas luego de la puesta del sol antes de sumergirse, así se aseguran que hay mayor cantidad de vida marina activa y hará la experiencia mucho más placentera e impresionante.
  • No eres Aquaman: No te extralimites. Al bucear debemos ser muy cautelosos y estar muy conscientes de cuáles son nuestros límites y hasta qué punto podemos llegar. Especialmente en el buceo nocturno debemos dejar lo temerarios de lado.
  • No seas bribón: A nadie le gusta que lleguen a su casa y hagan un desastre o mucho menos que te acosen. Por ello, respeta a todos lo animales, toda la flora y, por supuesto, también el sitio donde estés buceando.
buceo nocturno

El buceo nocturno es una experiencia fantástica y muy divertida si tomas todas tus previsiones. Por esta razón, no te limites tan solo instrúyete y no dejes de disfrutar de esta maravillosa modalidad.

Hasta aquí hemos llegado por ahora. Pero recuerda que si tienes alguna pregunta o si quieres que te aclaremos alguna duda, deja tu comentario y te responderemos en un parpadeo.

Y si lo que deseas es formar parte de esta increíble experiencia, puedes realizar buceo en Lanzarote con nosotros, donde  encontrarás lugares mágicos con los mejores profesionales como son los de Titan Blue Divers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *