Tipos de Trajes de Buceo

tipos de trajes de buceo

Nuestra protección es vital a la hora de realizar cualquier inmersión, y, tener una vestimenta adecuada es la mejor forma de garantizarlo.

En este caso, elegir el mejor entre los diferentes tipos de traje de buceo que existen, puede parecer todo un reto.

Sin embargo, tomar una decisión acertada no es misión imposible. Tan solo es necesario considerar factores como la temperatura del agua en el sitio donde bucearás, la flexibilidad que necesitas en el traje, el espesor del material, etc.

En nuestro post conocerás todos aquellos parámetros que los distinguen y, además, te contaremos qué es exactamente lo que debes buscar para tu próximo traje de buceo de acuerdo a tus propósitos y requerimientos.
¡Acompáñanos!

¿Por qué son tan Importantes los Trajes de Buceo?

Los trajes de buceo son un elemento imprescindible a la hora de empezar nuestras inmersiones. Recordemos que la mejor forma de pasárnosla bien es manteniéndonos seguros, y esto es precisamente lo que nos permite un buen traje.

Su función principal es evitar la pérdida de calor corporal, pues una vez dentro del agua nuestro cuerpo reduce su temperatura rápidamente (alrededor de 20 veces más rápido que fuera del agua).

Gracias a este aislamiento podremos movernos con mayor comodidad sea cual sea las condiciones de calor o frío en el entorno donde nos sumergiremos.

Pero esto no es todo, ya que también es una barrera protectora ante peligros externos como rocas afiladas o la vida submarina.

Tipos de Traje de Buceo

Existen diferentes opciones a la hora de seleccionar un buen traje de buceo, puesto que cada uno garantiza un nivel de protección adaptado a un entorno en específico para brindar la máxima protección.

A continuación, te contamos cuáles son los tipos de traje de buceo entre los que puedes elegir y su utilidad según tus requerimientos:

trajes de buceos humedos

Traje de Buceo Húmedo o Wetsuit

Los trajes de buceo húmedos son el tipo más común. Se le otorga su nombre por su capacidad para atrapar una capa de agua entre el traje y el cuerpo.

De esta manera, con nuestro calor corporal, se calienta y forma una excelente barrera térmica entre el exterior y la piel.

Están fabricados en neopreno (en combinación con nylon), un polímero de caucho que lleva burbujas de aire en su interior. En estos trajes el espesor promedio puede ir desde los 0,5 a 8 mm.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, en este tipo de vestimenta, la flexibilidad disminuye con el grosor. Asimismo, dicho aspecto estará determinado por las cualidades del corte y el neopreno.

Además de poder elegir entre diferentes tallas para hombres, mujeres y niños, dentro de esta categoría se incluyen 2 alternativas:

  • Corto (shorty)

Es ideal para sumergirnos en aguas tropicales (24 a 28º C aproximadamente), pues se trata de un traje que cubre el torso, los brazos y muslos.

El grosor del material ronda, generalmente, los 1 a 4 mm, así que proporciona un aislamiento térmico medio en comparación con el traje completo.

Su función es evitar las rozaduras al cargar con el resto del equipo para bucear y, al mismo tiempo, mantener la temperatura en el área del tronco.

Además de ser más cómodo y fácil de poner, puede ser utilizado para realizar otros deportes acuáticos, como, por ejemplo, surf o snorkel.

  • Completo

Se trata del tipo de traje perfecto para bucear en aguas templadas (con temperaturas de 18 a 25º C aproximadamente).

Además, entre los diferentes tipos de traje de buceo es el más utilizado por su capacidad para ofrecer un mayor aislamiento térmico y mejor protección frente a picadas o rasguños.

El material es más grueso en este caso, con unos 5 a 7 mm de espesor.

Por ejemplo, si decidimos practicar buceo en aguas de 20 a 27 grados, el espesor del traje húmedo deberá ser de 4 a 6 mm.

En caso de tratarse de temperaturas inferiores a 20 grados, deberá tener un mínimo de 7mm. Para estas situaciones también se recomienda un traje de dos piezas.

Hay opciones que incluso vienen con una capucha para ayudarnos a protegernos más del frío.

En función de lo que nos resulte más cómodo podemos seleccionar entre alternativas de una y de dos piezas.

El primero, por ser una sola pieza suele ser más fácil de poner y quitar, contando además con una mejor estanqueidad a la hora de protegernos del frío.

La opción de dos piezas, por su parte, es bastante versátil. Podemos, por ejemplo, utilizar el peto o mono durante el verano y, al llegar el invierno añadir la chaqueta para bucear en aguas más frías.

En esta categoría podemos encontrar modelos como el jumpsuit, que se compone de una pieza y cubre las piernas completas; o el farmer John que es parecido a un pantalón de peto.

traje de buceo semiseco

Trajes de Buceo Semisecos

Los trajes de buceo semisecos cubren todo el cuerpo, están fabricados en neopreno y son recomendados para sumergirnos en aguas frías o templadas (con temperaturas de 10 a 23º C).

A diferencia del traje húmedo, en este tendremos cierres más estancos (con sellados reforzados) en las cremalleras, manos, cuello y pies para reducir al mínimo la salida/entrada de agua.

Así es como logra mejorar notablemente el aislamiento térmico, pues hay menos flujo de agua, quedándose ésta más tiempo en el traje y manteniéndose caliente por más tiempo.

Es importante tener en cuenta que en estos trajes la cremallera estará situada en posición transversal, en lugar de vertical.

Por lo tanto, necesitarás ayuda si esta pieza se encuentra en la espalda. Sin embargo, algunos buceadores argumentan que resulta más conveniente así, pues evita que se enrede con otros accesorios.

Asimismo, consideran que contribuye a alargar su vida útil, pues si la cremallera se encuentra delante se deformará al doblarlo (lo que suele hacerse colocando las mangas hacia delante).

Debido a esto, la ubicación de la cremallera dependerá de lo que resulte más conveniente para tu caso.

La capucha es un elemento imprescindible en los trajes semisecos. Recordemos que la cabeza es uno de los puntos del cuerpo por donde solemos perder más calor, por lo que mantenerla cubierta nos permitirá conservar mejor nuestro calor corporal.

traje de buceo seco

Traje de Buceo Seco

Los trajes de buceo secos nos permitirán bucear en aguas muy frías (de temperaturas que ronden los 4 a 15º C). Esto gracias a que son completamente estancos por la presencia de aire en su interior.

Al limitar al máximo la entrada de agua, el aire que haya entre nuestro cuerpo y el traje se calentará para mantenernos cálidos. Por lo tanto, entre tantos tipos de traje de buceo son los que tienen un mayor aislamiento térmico.

Uno de sus mayores puntos a favor es que se puede regular la cantidad de aire que entra al traje, lo que, al mismo tiempo, condicionará nuestro nivel de flotabilidad. Por ejemplo, si vamos a ascender, deberemos liberar el aire del interior.

Mayormente están hechos con neopreno o trilaminado si los utilizaremos para practicar buceo técnico o recreativo.

No obstante, cada material tiene características concretas. Por ejemplo, un traje de neopreno será más flexible y podrá ajustarse mejor, teniendo además un mayor aislamiento térmico.

Por el contrario, el traje de trilaminado cuenta con la ventaja de poder mantener siempre la misma flotabilidad, siendo ideal para mantener una flotabilidad neutra.

Es un traje ideal para buceadores experimentados que desean sumergirse en aguas más frías.

mejores trajes de buceo

Guía de Compra: ¿Cómo escoger el Mejor Traje de Buceo?

Además de conocer los diferentes tipos de traje de buceo que podemos encontrar en el mercado, es vital saber cuáles son los parámetros que debes seguir para elegir el mejor de acuerdo a tus exigencias.

Toma nota de los siguientes datos:

Grosor del traje

Este es uno de los parámetros más relevantes, pues te permitirá estar debidamente protegido en función del entorno en el que vayas a bucear.

Por ejemplo, si frecuentas las aguas cálidas o tropicales en tus inmersiones (temperatura de 24 a 25ºC) lo más recomendable es decantarte por un shorty con un grosor 2 a 4 mm.

También son los más indicados si viajarás mucho con él, pues ocupan muy poco espacio y son ligeros.

Para bucear en aguas templadas (16 a 24ºC aproximadamente), como el mar mediterráneo, lo ideal es contar con un traje húmedo completo de 5 a 7 mm.

Por el contrario, si eres muy sensible al frío, bucearás en temporada de primavera/otoño o a una profundidad considerable, es preferible que selecciones un traje semiseco con un espesor ligeramente superior que ronde los 5 a 7.5mm.

En aguas frías (con una temperatura de 5 a 16º C), la alternativa más adecuada sería un traje seco con un espesor de 7 mm. Puede protegerte perfectamente si te sumergirás, por ejemplo, en lagos de montaña.

Finalmente, un dato que debes tener en cuenta es que, si ves un traje con un grosor representado por 2 números (3/2 mm, por ejemplo), el primero corresponderá al espesor en el torso y el segundo al de brazos y piernas.

Talla del Traje de Buceo

Un traje debidamente ajustado te garantizará que la pérdida de calor sea mínima o nula. No obstante, debemos tener en cuenta que no debe oprimir en exceso, especialmente en el pecho y cuello, pues debes poder respirar con normalidad.

Igualmente, si te resulta extremadamente difícil ponértelo, posiblemente estés usando una talla demasiado pequeña.

Por otro lado, debes tener en cuenta que en los trajes semisecos es importante que los manguitos de tobillos, cuello y muñecas queden muy bien ajustados.

Otro punto importante es elegir un traje diseñado para tu sexo, pues éstos toman en cuenta las diferencias anatómicas que existen y, por lo tanto, se adaptan mejor.

Para medírtelo deberás hacer directamente sobre la piel y, para tomar tus medidas con una cinta, asegúrate de que está bien nivelada en todo el contorno.

En tu pecho, coloca la cinta en la parte más ancha del pecho y ajústala de forma que quede ceñida, pero, al mismo tiempo, puedas respirar normalmente.

En la cintura, toma las medidas por encima del ombligo, que es la parte más estrecha de esta zona. Al igual que en el pecho, deberás ajustarla progresivamente mientras respirar con normalidad.

Finalmente, para la pelvis, coloca la cinta en la parte mas ancha de tus nalgas.

En caso de que las 3 medidas no concuerden con la misma talla, confía en la del pecho, pues es la más importante para garantizar comodidad en la respiración.

Material de Fabricación

El neopreno es el material principal en los múltiples tipos de traje de buceo. No obstante, presentan ciertas variaciones en sus acabados.

Te comentamos cuáles son, a continuación:

  • Acabado Liso

Suele utilizarse con frecuencia para el manguito interior de tobillos y muñecas en los trajes de buceo semi secos. Este tipo de acabados son muy propensos al desgarro, así que debemos tener cuidado de no pegarle tirones bruscos.

También es importante evitar clavarle las uñas al momento de quitárnoslo o ponérnoslo.

  • Forrado

Es más resistente al desgarro y, por lo tanto, más fácil de quitar o poner. Puede tener un forro de toalla o nylon. Entre ambos, la toalla es el material más recomendado, pues el rizo del tejido hace que resulte más cómodo deslizarlo por la piel.

  • Titanio

A través de este acabado consigue aumentar el aislamiento térmico. En estos casos, el traje puede llevar placas de titanio colocadas entre el forro y el neopreno.

Por último, lo más aconsejables es que busques un traje que sea lo más flexible posible, especialmente si es semi seco. Esto facilitará mucho la tarea de ponértelo o quitártelo.

Los refuerzos en codos y rodillas también son convenientes, al tratarse de las zonas que sufren más desgaste y son las primeras en romperse.

Ahora que ya conoces cuáles son los diferentes tipos de traje de buceo y sabes cómo tomar la decisión de compra más acertada, ¿ya tienes en mente tu elección?

Te esperamos en los comentarios si deseas compartirnos tu opinión, experiencia o si deseas aclarar alguna duda ¡Estaremos encantado en atenderte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.