Animales Marinos Raros que Quizá no Vuelvas a Ver

El mundo submarino no deja de sorprender. Es innegable que aún hay mucho que desconocemos de él, no solo de paisajes, límites o tesoros, sino también de animales marinos raros que de un vistazo nos dejan perplejos. 

A día de hoy hemos descubierto un montón de especies muy curiosas y extrañas, cada una con sus particularidades que les convierten en criaturas tiernas, amenazadoras e incluso graciosas. 

Desde el calamar vampiro, hasta el cerdo marino o los dragones de mar, hay mucho que definitivamente aún no conocemos ¿Te atreves a descubrirlos?

Estos Son los Animales Marinos Más Raros

En el fascinante mundo de la fauna marina, la rareza y la maravilla convergen en formas sorprendentes.

Los océanos esconden secretos asombrosos, y los animales marinos raros son la prueba de ello.

Desde las profundidades hasta las aguas más superficiales, acompáñanos a descubrir la excentricidad de estas criaturas submarinas. Ya nos dirás si te has topado con alguna. 😜

animales acuaticos raros

1. Tiburón Anguila:

También conocido como “Chlamydoselachus anguineus”, es un verdadero maestro del camuflaje.

Con su cuerpo serpentino y dientes afilados, se desliza sin ser detectado en las profundidades oscuras.

Su capacidad para mimetizarse con su entorno lo convierte en una muestra de los misterios de la evolución.

De hecho, se trata de una de las especies más antiguas, pues conserva algunas de sus características primitivas. 

Aunque es poco común encontrarlo, puede habitar los océanos Atlántico y Pacífico.

animales de mar raros

2. Psychrolutes microporos:

Conocido como el “pez Blob” o pez mancha, es una maravilla de las profundidades.

Su aspecto gelatinoso y su capacidad para adaptarse a las condiciones extremas de presión hacen que sea una de las especies más intrigantes descubiertas recientemente.

Y es que vive a unos 1.000 metros de profundidad, donde la presión es increíblemente mayor. Por esto, su cuerpo de menor densidad le permite flotar con facilidad.

Aunque su hábitat se divide entre Australia y Nueva Zelanda, es muy difícil verlo por la inaccesibilidad a su territorio.

3. Cangrejo Yeti:

En las gélidas profundidades del océano Antártico, reina el curioso cangrejo Yeti, o “Kiwa hirsuta”.

Con sus peludas patas y su apariencia más cercana a la de un arácnido, este crustáceo ha cautivado la imaginación de los científicos y buceadores por igual.

Fue descubierto en el año 2005, a 2.300 metros de profundidad en la isla de Pascua, específicamente en unas fuentes hidrotermales.

Al igual que el cangrejo albino, típico de la fauna marina de Lanzarote, es ciego y tiene un color amarillento claro. 

4. Dragones de mar:

Los dragones de mar, con su aspecto fantástico y su movimiento grácil, son verdaderas curiosidades submarinas.

Conocidos por su mimetismo y elegancia, estas criaturas emanan un aire de magia a su alrededor.

Se distribuye en las costas este y sur de Australia. En su hábitat intenta mimetizarse con el entorno, siendo por ello que su cuerpo parece estar formado por algas marinas.

animales marinos raros y bonitos

5. Pulpo Dumbo:

El pulpo Dumbo, bautizado así por sus aletas parecidas a las orejas del famoso elefante animado, es un espectáculo único.

Su capacidad para nadar en las profundidades con gracia y sus ojos grandes y curiosos lo convierten en uno de los animales marinos raros más entretenidos.

6. Pez Sapo Peludo:

Imagina un pez con una apariencia peluda y expresión adormilada. El pez sapo peludo, o “Antennarius striatus”, es exactamente eso.

Su aspecto peculiar lo hace destacar entre los habitantes del arrecife, y su técnica de caza es tan única como su apariencia: Suele caminar sobre los lechos marinos en busca de alimento, ocultándose entre corales y esponjas.

7. Cerdo Marino:

Aunque su nombre pueda sugerir lo contrario, el cerdo marino, o “Dolichopteryx longipes”, es un pequeño pez de aguas profundas.

Su hocico alargado y ojos saltones le confieren un aspecto curiosamente porcino, añadiendo un toque de humor a las profundidades marinas. De hecho, tiene un cuerpo parecido al de un globo hinchado y tiene un color rosa claro. 

Es muy difícil de ver, puesto que es capaz de establecer su hábitat a 800 metros de profundidad. 

animales raros del fondo del mar

8. Calamar Vampiro:

Descendiendo a las profundidades donde la luz solar no llega, encontramos al calamar vampiro, una criatura con tentáculos largos y filamentos bioluminiscentes que le permiten acechar a sus presas en la penumbra del océano profundo.

Pero, ¿es solo casualidad su nombre? La verdad es que no. Se le atribuye porque come materia orgánica muerta, además que sus colores corporales van desde el rojo pálido hasta el negro. 

Vive en la oscuridad más intensa y en solitario.

9. Astroscopus guttatus:

Este pez guitarrista, conocido científicamente como Astroscopus guttatus, es todo menos convencional.

Su apariencia única y sus hábitos peculiares lo convierten en una criatura muy curiosa, que fácilmente podría confundirse con una escultura de arena. 

Una de sus habilidades más misteriosas es que tiene un órgano en la cabeza que libera una carga eléctrica. Esto le permite aturdir y confundir a su presa, siéndole útil para defenderse de sus depredadores. 

10. Tardígrados:

Incluso en las aguas saladas, los tardígrados, diminutos y resistentes, demuestran que la vida puede adaptarse a los entornos más inhóspitos.

Estos diminutos osos de agua son una prueba viviente de la asombrosa diversidad de la vida marina, logrando ser tan indestructibles como para vivir en una olla de agua hirviendo. 

Eso sí, son tan pequeñitos que probablemente nunca los verás. 

Animales Marinos Raros en Peligro de Extinción

Estas criaturas submarinas, aunque extraordinarias y curiosas, enfrentan desafíos que podrían comprometer su existencia.

¿Conoces alguno de ellos?

1. Pez Luna (Mola mola):

El majestuoso pez luna, con su apariencia circular única, se encuentra entre las criaturas más imponentes de los océanos.

Sin embargo, su tamaño descomunal y su vulnerabilidad a la pesca incidental lo han colocado en la lista de especies amenazadas. 

Su nombre se le atribuye por su forma y comportamiento, ya que acostumbra a colocarse de lado en la superficie, asemejándose al reflejo de la luna en el agua.

2. Cornuda Planeadora (Eusphyra blochii):

La cornuda planeadora tiene una forma muy curiosa, parecida a un tiburón martillo, aunque más delgado y con la forma más marcada en su cabeza. También es más pequeño. 

Suele habitar las aguas superficiales de Filipinas, China, Australia y el Golfo Pérsico. 

3. Pepino de Mar Japonés (Apostichopus japonicus):

Este curioso invertebrado, conocido como el pepino de mar japonés, desempeña un papel crucial en los ecosistemas marinos.

La sobreexplotación para el mercado asiático de alimentos y la medicina tradicional ha llevado a su declive, destacando la necesidad urgente de prácticas pesqueras sostenibles.

Se distingue por la presencia de espinas en su cuerpo.

4. Caracol Cono Venenoso (Conidae):

Aunque sus colores vibrantes y patrones intrincados lo convierten en un espectáculo visual, el caracol cono venenoso enfrenta amenazas debido a la pérdida de hábitat.

Además de su caparazón que no pasa desapercibido, tiene un cuerno o arpón en su parte frontal que resguarda la glándula con el veneno. Puede sacarla o guardarla a voluntad y la sustancia puede ser fatal para los seres humanos.

5. Sargo Cabezón (Sarpa salpa):

El sargo cabezón, conocido por su comportamiento inusual, se ve afectado por la degradación del hábitat costero y la contaminación.

Su nombre en latín es Chrysoblephus gibbiceps y se distingue por tener una frente muy prominente en comparación con el resto de su cuerpo. 

Lo más habitual es que su cuerpo esté marcado con rayas rojas. Puede llegar a medir más de medio metro y habita en las costas de Sudáfrica.

A medida que admiramos la singularidad de estos animales marinos raros, también es imperativo reconocer la importancia de su preservación.

Como buceadores apasionados, tenemos la responsabilidad de proteger estos tesoros submarinos y garantizar que las generaciones futuras puedan maravillarse con la diversidad marina.

Para ello, aunque a la mayoría de estas especies no podamos verlas, evita perturbar el hábitat marino en cada inmersión, además de colocar tu granito de arena en contra de la contaminación y la pesca indiscriminada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *