flotabilidad buceo

¿Qué es la Flotabilidad en Buceo?

La flotabilidad en buceo es más que mantenerse sumergido. Se trata de una destreza que todo buceador debe dominar para conseguir una inmersión tan cómoda como segura. Mantener un nivel óptimo nos permite controlar los movimientos bajo el agua, por lo que influye directamente en la calidad de la experiencia como en el cuidado del entorno marino.

Aprender a dominar la flotabilidad no es difícil, pero sí que es necesario y requiere de práctica para ir mejorando progresivamente. Es bastante probable que, si ya hiciste tu curso de Open Water Diver  en nuestro centro de buceo en Lanzarote, hayas escuchando de lo importante que es, pero en caso de que aún no lo tengas todo lo suficientemente claro, en nuestro post te aclararemos algunos términos.

Te contaremos cómo, controlando un parámetro que parece tan simple, mejorarás tu tiempo de inmersión, tu respiración, consumo de aire e incluso tu protección dentro del medio marino. Acompáñanos y descúbrelo todo.

¿En qué consiste la Flotabilidad en Buceo?

Lo primero que debes saber es que la flotabilidad es el resultado del principio físico de la Ley de Arquímedes, que indica que «Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo experimenta un empuje vertical hacia arriba igual al peso del fluido desalojado».

Ahora bien, la flotabilidad de buceo no es más que esa capacidad para mantener tu cuerpo en el mismo nivel dentro del mar. En otras palabras, que tu peso como buceador sea igual al peso del agua. 

Esto nos permite disfrutar de una inmersión cómoda y agradable, mientras que no tener un control de flotabilidad adecuado puede ser incómodo y hasta peligroso en aguas abiertas. Esto debido a que no logramos controlar la profundidad a la que nos encontramos y tampoco la velocidad de nuestros descensos ni ascensos. 

Incluso, tener una buena flotabilidad nos permite preservar de una forma consciente el entorno que nos rodea, pues evitamos impactar encima de corales delicados y no levantamos sedimentos que puedan obstruir nuestra visibilidad. 

Tipos de Flotabilidad

Existen tres tipos de flotabilidad que debes conocer: positiva, negativa y neutra. A continuación, te contamos en qué consiste cada uno:

  • Flotabilidad Positiva: Indica que un objeto flotará si su peso es mejor que el del líquido donde se encuentra.
  • Flotabilidad Negativa: Un objeto se hundirá si su peso es mayor que el del líquido que desplaza.
  • Flotabilidad Neutra: Es el nivel de flotabilidad que buscamos cuando nos sumergimos, puesto que nos permite lograr un equilibrio entre el líquido en donde nos encontramos y nuestro cuerpo.  
flotabilidad neutra buceo

¿Por qué es Importante la Flotabilidad?

Al mantenernos con un nivel de flotabilidad óptimo mejora muchísimo nuestra experiencia de buceo. A continuación, te explicamos por qué:

  • Al mantener una flotabilidad perfecta será más sencillo mantener una posición de buceo adecuada.
  • No nos cansaremos con tanta facilidad, pues la flotabilidad y la posición influyen de forma muy positiva en nuestra forma de desplazarnos en el agua. 
  • Nuestro consumo de aire será más óptimo, pues nos cansaremos menos y, por lo tanto, tendremos menor resistencia al agua.
  • La flotabilidad neutra nos permite bucear a una distancia lo suficientemente alejada del fondo, por lo que no dañaremos la vida marina y tampoco entorpeceremos la visibilidad enturbiando el agua.
  • Si hacemos fotografía marina, la flotabilidad será clave, pues nos garantiza la libertad de elegir el ángulo más óptimo.
  • Mejorará la velocidad en caso de que la situación así lo requiera. 

3 Factores que Afectan tu Flotabilidad en Buceo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Factores Humanos

  • Grasa Corporal: Aunque pueda resultar algo sorprendente, la verdad es que la grasa de nuestro cuerpo es de los factores más influyentes. Recuerda que la grasa flota, así que si quieres sumergirte más profundo, lo ideal es mantener esto a raya con una alimentación más saludable.  
  • Capacidad Pulmonar: Nuestro pulmones son, nada más y nada menos, que las cajas de aire que nos permitirán flotar. Por lo tanto, dependiendo de su capacidad, nuestra flotabilidad variará. 
  • Densidad Ósea y Musculatura: A mayor densidad ósea y musculatura, tendrás menos flotabilidad.  

Factores a nivel de Equipamiento

  • Tu traje de buceo: Es de los elementos que más intervienen en el nivel de flotabilidad. Por lo tanto, dependiendo de la densidad del neopreno, la relación volumen/peso irá variando. En otras palabras, la flotabilidad que aporta un traje de 3 mm no será igual al de 7 mm. También influye la calidad del material, su fabricación, su ajuste e incluso el tiempo que tienes con el traje. 
  • La botella: Entre los factores más importantes están el material con el que están fabricadas, su tamaño y el descenso de presión. Recuerda que, según consumamos aire, la flotabilidad resultará afectada. Por esta razón, es necesario aprender a respirar eficientemente y establecer una parada de seguridad. 
  • El chaleco: Este influirá en el descenso y ascenso que puedas tener.
  • El lastre: Se trata del peso que agregamos para contrarrestar los elementos que nos hacen flotar. Sin embargo, la cantidad de lastre dependerá de distintos aspectos, influyendo incluso la salinidad del agua. 

Medio Ambientales

  • Salinidad del agua: El agua del mar tiene sales disueltas y no todas las aguas saladas tienen las mismas densidades, puesto que unas son más saladas que otras. 
  • Corrientes: Físicamente éstas no afectan la flotabilidad, pero sí que intervienen en la respiración y, por lo tanto, como consecuencia atentan contra la flotabilidad. 
  • Profundidad: Cuando aumenta la profundidad, también lo hace la presión, por lo que nuestros tejidos se comprimen y el volumen se reduce. Sin embargo, como nuestro peso no sufre variaciones, la densidad aumenta. Por lo tanto, para compensarlo, es vital contar con una buena chaqueta para bucear. 
curso flotabilidad buceo

Lo que Debes Hacer para Controlar tu Flotabilidad

  • Asegúrate de llevar un equipo de buceo adecuado a tu talla, especialmente el traje, el chaleco y las aletas. Éstos son elementos importantes que nos ayudarán a obtener un buen control de la flotabilidad y mantener una posición correcta si se ajustan bien a nuestro cuerpo. 
  • Es vital tener en cuenta el tamaño, el material y, de igual forma, el peso de la botella con la que vayamos a bucear. En otras palabras, si realizas una primera inmersión usando una botella de aluminio y la segunda con una de acero, asegúrate de hacer un control de flotabilidad en superficie con la «nueva» botella. 
  • También debes tomar con seriedad los cambios del equipo. No olvides que no es lo mismo sumergirte con un traje corto de 3 mm que con un semiseco de 8 mm. En el segundo caso necesitarás más plomo, si no ha cambiado nada más. 
  • En cuanto a la cantidad de plomo, debemos portar lo justo y adecuado. Para asegurarnos, debemos realizar un control de lastre previo a sumergirnos. Esto también nos permitirá establecer antes nuestro control de flotabilidad. Todo esto y más podrás dominarlo a la perfección con nuestro curso flotabilidad buceo PADI Advanced Open Water, en el que aprenderás a perfeccionar esta habilidad bajo el agua.
 
Hasta aquí nuestro post acerca de la flotabilidad en buceo. Si te has quedado con alguna pregunta o quieres compartirnos tus experiencias submarinas, te esperamos en nuestra caja de comentarios.😜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *